Lo más reciente

Lecciones británicas, cuarta temporada

El Brexit es un culebrón didáctico. Al menos, para quienes observamos a distancia su juego de espejos con nuestros propios debates. El caso más reciente es el dictamen del Tribunal Supremo británico que declara ilegal la interrupción de la actividad parlamentaria ordenada por el primer ministro, Boris Johnson. Lo señaló Daniel Gascón al poco de conocerse la noticia: es un caso palmario de judicialización de la política. El alto tribunal ha declarado nula una decisión tomada por el Ejecutivo, ratificada por la Reina, aceptada por el Legislativo y vinculada a un enorme conflicto político. Muchos expertos creían que se trataba de un acto político que la justicia no podía supervisar: la suspensión es una prerrogativa histórica del primer ministro y de uso habitual, si bien suele durar una semana y no las cinco que ordenó Johnson. Tampoco han faltado advertencias de que un fallo que dificultara la salida de la UE generaría desafección e indicaría que los jueces se oponen a la voluntad del pueblo. Por esto sorprende que en nuestro país no haya habido una cascada de expresiones de solidaridad con Johnson por parte de los que llevan años clamando contra esas judicializaciones. Íñigo Errejón, por ejemplo, declaró en 2016 que «la judicialización de la política no solo no sirve sino que es contraproducente» (…)

Las urnas nuevas del emperador

El 6 de junio, cuando nos empezábamos a poner esa ropa de verano que ahora vuelve al altillo, el Rey propuso a Pedro Sánchez como candidato a la investidura. Le faltaban unos cincuenta escaños para la mayoría absoluta, pero había sido la fuerza más votada en las elecciones, decía sentirse legitimado para formar gobierno y tenía dos vías posibles para obtener los apoyos que le faltaban. La más clara era formar una coalición con Podemos, partido al que el propio Sánchez había proclamado su socio preferente y con quien ya gobernaba en varias autonomías (siempre en solícito acuerdo con cualquier nacionalista que hubiera a mano). La otra vía era hacer una oferta a Ciudadanos y/o al PP que los animara a abandonar su rechazo a la investidura. Podía ofrecer una gran coalición (como la que Rajoy propuso en 2016 al propio Sánchez) o un pacto programático. El caso es que Sánchez aceptó el encargo del Rey y, después, se negó a transitar por ninguna de las dos vías. (…)

Copia y pega

Parece probado que Manuel Cruz copió algunos pasajes de su manual ‘Filosofía contemporánea’. El caso cuenta con varios atenuantes: se trata de una obra de consulta y no una investigación original, los fragmentos copiados son más de resumen que de tesis, y la trayectoria del presidente del Senado acredita que podría perfectamente haber escrito esos pasajes si hubiera querido. Sin embargo, el plagio consiste en presentar el trabajo de otros como si fuera propio. Y esto es lo que se desprende de las coincidencias expuestas por Abc, y lo que no queda refutado por las explicaciones de Cruz. Si estas coincidencias se hubieran detectado en un trabajo de primero de carrera, el profesor lo habría suspendido. Podemos estar todo el día imaginando prácticas peores, o debatiendo qué consecuencias debe tener un caso así. Pero que luego no se lamenten los socialistas de que España no se parezca más a Alemania. Se están especializando en dejar pasar la oportunidad de que algún día lo haga.

Permítanme, sin embargo, que lleve esta agua a otro molino. Los casos mediáticos tienen el inconveniente de centrarse en ámbitos donde el plagio es poco común: publicaciones, tesis de máster o doctorado, etc. Deberían preocuparnos más los que se realizan en el instituto o la carrera. (…)

[Investigación] El espacio de las heridas: violencias, afectos y contexto en ‘Patria’ y ‘El comensal’

Ya está disponible mi estudio sobre representaciones del terrorismo en las novelas ‘Patria’ (de Fernando Aramburu) y ‘El comensal’ (de Gabriela Ybarra). Se acaba de publicar en el Bulletin of Spanish Studies y forma parte del dossier ‘Representations of Violence in Twenty-First Century Spain’, coordinado por Marta Pérez-Carbonell y un servidor. Se puede acceder al trabajo a través de (…)

Un sol ‘people’

Hasta la fecha, el Brexit ha cumplido una única función: dividir y enfrentar a los británicos. Eso sí, la ha cumplido a conciencia. El choque actual entre el poder legislativo y el ejecutivo es la punta de un iceberg cuyas fisuras se extienden en todas direcciones. Un diputado conservador dio fe de ello el martes en la BBC, después de que el Parlamento votara para impedir que Boris Johnson fuerce una salida sin acuerdo de la UE. El diputado contó lo sucedido en una reunión celebrada esa misma mañana entre el primer ministro y aquellos compañeros de partido que iban a votar contra el Gobierno. La reunión derivó en recriminaciones mutuas de deslealtad e hipocresía: Johnson acusaba a los rebeldes de minar su estrategia negociadora con la UE, de no respetar la autoridad de quien acaba de ser elegido líder del partido y de traicionar la voluntad del pueblo. Los rebeldes le reprochaban que mintiera sobre la negociación con la UE, que llevara al país al abismo por oportunismo político, que hubiese torpedeado durante años al gobierno May y que amenazase ahora con purgar a quienes actuaban exactamente como lo había hecho él.

El resultado: Reino Unido se asoma a unas elecciones a cara de perro que, pase lo que pase, resolverán muy poco. Lo prolongado de este proceso hace que ya no se enfrenten opiniones sino agravios. (…)

[Tribuna] Volver a la universidad (española)

Luego dirán de las vacaciones de los profesores. A lo largo de agosto, docentes y gestores universitarios han librado un debate en medios y redes acerca del funcionamiento de nuestras universidades, en general, y de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en particular. La ANECA actúa como un organismo externo que -entre otras funciones- acredita que alguien cumple unos requisitos mínimos para poder presentarse a una plaza. El debate surgió a raíz de varios casos de científicos españoles, reconocidos internacionalmente, cuya acreditación había sido denegada. Algunas voces denunciaron entonces que la ANECA supone un lastre para nuestras universidades, mientras otras decían que es un contrapeso necesario para garantizar la calidad del sistema.

Una de las críticas que se hace a la ANECA es que dificulta la contratación de investigadores formados o con plaza en el extranjero. Al haberme visto en esa situación, comentaré algunas conclusiones que he sacado de la experiencia. (…)

Un Brexit duro

El Brexit ha albergado desde el principio una curiosa mezcla de optimismo y violencia. Frente a las advertencias de los expertos, muchos defensores de la salida británica de la Unión Europea desplegaban una vaporosa convicción: seguro que nos va mejor fuera de la UE que dentro, seguro que no habrá contrapartidas, seguro que los europeos nos darán lo que queremos, y luego los americanos, y los indios, y los chinos. Era una actitud anclada en una suerte de providencialismo nacionalista que aún es bien recibido por muchos votantes: lo conseguiremos porque, bueno, porque somos británicos. Y nadie encarna ese optimismo alucinado mejor que el propio Boris Johnson, capaz de rechazar cualquier advertencia con una frase ligera y bienhumorada. Todo irá bien, no seáis exagerados, nos aguarda un futuro brillante.

Sin embargo, la crisis abierta ayer por la decisión de Johnson de suspender el curso parlamentario, con el fin de que los diputados no puedan impedir una salida sin acuerdo de la UE, muestra que el paso de ese optimismo por el mundo real está marcado por la tensión (…)

Agosto virginal

Hay muchas razones para interesarse por La virgen de agosto. La más evidente es la oportunidad: la recién estrenada película dirigida por Jonás Trueba se centra en una joven que decide pasar agosto en Madrid. La historia ofrece, así, un ejercicio de autovoyerismo para quienes no se han ido de vacaciones y una suerte de cámara oculta para quienes sí lo han hecho. También es llamativa la expresividad natural e hipnótica de Itsaso Arana, que en el papel protagonista aguanta planos larguísimos hasta que, al final, siempre es la cámara la que parpadea. La película desarrolla, además, un juego elegante con la iconografía mariana y con los conceptos de maternidad, feminidad y milagro, aunque todo se supedita a un disfrute tranquilo de lo cotidiano.

Lo más interesante de La virgen de agosto, sin embargo, es su desplazamiento de las referencias del verano. (…)

Coaliciones de papel

La investidura de Díaz Ayuso ha constatado una de las paradojas de nuestro tiempo. Por un lado, nuestra política -nacional, autonómica, municipal- se ha organizado alrededor de dos bloques graníticos. Aunque compitan entre sí, los integrantes de cada bloque parecen haber asumido que están en el mismo saco que los otros y obligados a entenderse con ellos. Las formas de las coaliciones incluso se dan por hechas durante las campañas electorales. Sin embargo, esos bloques terminan armando coaliciones frágiles (…)